Blogia
HERMANO MERO & HERMANA CABRA

TELEMARK, LA VIEJA DISCIPLINA

TELEMARK, LA VIEJA DISCIPLINA Cuando se habla de esquí, generalmente se piensa en el “esquí alpino”; en las grandes infraestructuras abarrotadas de gente y en rápidos descensos por pistas preparadas. Como mucho, si eres habitual del mundo de la montaña, pensarás en el esquí de travesía, en recorrer laderas nevadas, o ascender picos con la ayuda de un material y una técnica que en lo esencial no dejan de ser más que una adaptación del usado en las estaciones a las necesidades del “territorio virgen”.

Sin embargo, existe mucho esquí más allá del “alpino”… O mejor dicho, existe “mucho antes”, concretamente desde la prehistoria. Estamos hablando del “esquí nórdico”, que se diferencia principalmente de su hijo, el alpino, por una mayor ligereza del material, llevar en todo momento la talonera de la bota suelta y sin fijar al esquí, y como consecuencia de lo anterior por una maniobrabilidad más complicada.
                                              
Esqui en somportLa modalidad más conocida del esquí nórdico es “el fondo” que se practica por zonas de poca pendiente y generalmente por circuitos preparados para ello. Sin embargo, existe otra modalidad nórdica, o mejor dicho, otra técnica: El telemark, que fue inventado a mediados del S. XIX  por el noruego Sondre Nordheim y que permite realizar giros más pronunciados y elegantes gracias a un movimiento de flexión de rodilla.

Desde su invención, el telemark, como el resto de disciplinas del esquí ha evolucionado tanto en materiales como en estilo, por lo que actualmente se practica con equipos específicos. Sin embargo es posible aprenderlo y usarlo con material “ligero”, lo que nos daría mayor libertad de movimientos en nuestras excursiones con esquís de fondo.

Por esta razón Hermano Mero ha traducido para vosotros el “Curso Base” de Telemark ofrecido por http://www.telemarktribe.com , a los que agradezco que nos hayan dejado usar su texto. Os aconsejo que echéis un vistazo a su página, si queréis saber más sobre el télemark, ver videos, comparativas de material, lugares para practicarlo o cursos más avanzados … Eso si, la web está en italiano.

 

CURSO BASE

La secuencia de esta curva es como sigue: Directo, cuña, incrementar la presión sobre el esquí externo y reducir la presión del interno. Cuando se inicie la curva, ir aligerando la presión sobre el esquí interno hasta que ambos esquís estén en posición paralela.

PLEGAMIENTO Y DISTENSIÓN

El plegamiento y la distensión a lo largo de una secuencia de curvas, es en parte, la clave para acceder al siguiente nivel. Muchos principiantes, especialmente aquellos que provienen del esquí alpino, por razones desconocidas, se agachan en la primera curva y se inclinan, mueven los pies adelante y atrás para hacer el cambio de dirección y a menudo inician la nueva curva en estilo paralelo.

He encontrado el modo de superar este inconveniente y adquirir el movimiento de plegamiento y distensión que estamos buscando: Cuando vayas a efectuar el cambio de dirección, permanece un momento en el punto en el cual los esquís están paralelos y sus puntas están una al lado de la otra. Cuando haces esto es casi imposible no mantenerte erguido hasta el final de la curva, preparado para efectuar el giro sucesivo.

Si  no quieres continuar esquiando de la forma descrita inicialmente, y no consigues efectuar la distensión después del plegamiento, prueba de esta manera, podrías encontrar la clave para efectuar una secuencia de curvas. Al fin y al cabo, la ventaja del telemark es trazar curvas suaves y redondas.

POSICIÓN TELEMARK


Debo pedirte una vez más que eches un vistazo a tu posición telemark de base: Manos delante y a la vista, las caderas detrás, sobre la parte posterior de los esquís, la rodilla interna plegada detrás de la otra, más avanzada, el busto erecto, no encorvado. Si tus caderas están sobre la parte posterior de tus esquís y eres capaz de mover el tobillo para presionar con la parte delantera del pié sobre el esquí, entonces encontrarás sencillo distribuir a partes iguales el peso sobre ambos esquís, lo que es esencial para esquiar en telemark. La vieja escuela sugería una genuflexión acentuada. En la técnica moderna, esta es menos exagerada, cada esquiador debe encontrar la posición en la cual se encuentra más cómodo.

LA PIEDRA ANGULAR: LA CURVA EN CUÑA


La curva en cuña es la piedra angular y la base de un buen esquí. Muchos esquiadores, incluidos los más expertos confunden la curva en cuña* con la frenada en cuña. La frenada en cuña (o simplemente cuña) es una postura estática y bloqueada, muy útil para pararse en zonas con mucha gente, para controlar la velocidad en zonas poco escarpadas o para salvar situaciones difíciles, como esquiar dentro de un tobogán.

La curva en cuña, cuyo descendiente directo, es la curva en paralelo, es algo completamente diferente, pudiendo ser usada para aprender la curva en telemark, como veremos más adelante en la lección.


La gran diferencia entre “la cuña” y “la curva en cuña” es que en la primera descendemos por lo general lentamente y rectos. Los esquís están en posición estática y las colas separadas forman una “V” muy acentuada. Es posible hacer un breve giro aligerando la presión sobre uno de los esquís, pero la curva en cuña, en el verdadero sentido del término, se inicia con una posición en “V” de los esquís menos acentuada, y no se mantiene así por mucho tiempo.


Ahora que hemos cogido la técnica base, podemos comenzar a efectuar cuñas y curvas en cuña. Encuentra una colina con una pendiente suave y comienza a afrontar el descenso con los esquís paralelos. Tan pronto como alcances una velocidad discreta separa las colas en forma de V, siente la presión sobre los esquís, y después vuelve a la posición inicial, con los esquís paralelos y repite el movimiento. Cuando enseñamos a los niños como esquiar, para visualizar este movimiento les decimos: “haz como un perrito caliente… haz como un trozo de tarta” Laughing... y así lo conseguimos. Durante este ejercicio la posición de tus esquís será así:

 

Ahora quiero que pienses en la presión que sientes sobre los esquís mientras haces la cuña. Iremos así variando ésta de un esquí a otro, moviendo el esquí con menor presión hacia el otro, mientras giramos.

La secuencia de esta curva es la siguiente: Recto, cuña, incrementar la presión sobre el esqui externo y minorarla sobre el interno. Cuando comiences a girar, aligera la presión sobre el esquí interno, hasta que los esquís vuelvan a posición paralela “hot dog”.

En este punto la curva está acabada y estás preparado para iniciar una nueva (supongamos que la anterior fue hacia la izquierda, y esta otra hacia  la derecha). Vuelve a la posición en cuña, haz presión sobre el esquí externo y reduce la del derecho. Cuando sientas que los esquís comienzan a girar, reduce la presión sobre el derecho y llévalo sobre el esquí izquierdo. Las dos curvas están ilustradas aquí abajo.

curva en cuña

En la ilustración se ve la curva hacia la derecha, con el esquí izquierdo bajo presión, mientras que el esquí interno (derecho) se aligera. Los esquís vuelven a estar paralelos para después, otra vez en posición de cuña, cargar el nuevo esquí externo (derecho) y aligerar el interno (izquierdo), hasta  llegar de nuevo a la posición en paralelo.

Giro telemark

*Nota de la traducción: Se ha traducido el término “spazzoneve”, literalmente “quitanieves”, por la expresión “frenada en cuña”, dado que en España no se usa, para este movimiento, un término específico y distinto del llamado en Italia “curva in cuneo”. En nuestro país, a ambas técnicas se las denomina genéricamente como “hacer la cuña”.

Enlaces:

http://www.sondrenorheim.com/

http://www.telemarktribe.com/

http://www.telemark.es/test/index.php

http://www.telemark.it/

http://www.telemarktips.com/

http://www.club-bajocero.com/pagina_webbuena_archivos/slide0001.htm

Fotos: Hermana Cabra

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres