Blogia
HERMANO MERO & HERMANA CABRA

La montaña humana

LOS ALPINISTAS (de Walt Disney)

LOS ALPINISTAS (de Walt Disney)

Pues resulta que navegando por ahí me he encontrado con esta joya de Walt Disney, que me ha hecho pasar un estupendo rato, así que aqui la tenéis.

Se trata de una película de 1936 protagonizada por el ratón Mickey, el pato Donald y Pluto... Uf... Cuanto tiempo que no sabía nada de estos amigos.

En fin, especialmente recomendada para aquellos que suben montañas con alma de niño.... O simplemente para todos los niños.

Que la disfruteis.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

LAS IGLESIAS MOZÁRABES DEL SERRABLO

LAS IGLESIAS MOZÁRABES DEL SERRABLO

En el curso medio del río Gállego, en las cercanías de Sabiñanigo, o lo que es igual, en pleno corazón del viejo Aragón, podemos encontrar uno de los más singulares conjuntos de arquitectura religiosa de todo el Pirineo, son las llamadas iglesias mozárabes del Serrablo.

Realmente su origen, cronología, catalogación y estilo  son bastante inciertos, existiendo posiciones encontradas; por un lado la de aquellos que, en base a una estructuras y esquemas constructivos muy similares a las del románico-lombardo (cuyos ejemplos más conocidos son los de Sant Climent de Taull, y las fotografiadisimas iglesias del valle de Boí o Andorra), defienden un origen, en torno al siglo XII, común al del resto de templos de este estilo. Por otro lado, los que defienden su “mozarabismo” basandose en la existencia de ciertos elementos, tales como arcos de herradura, portadas con alfiz, frisos de baquetones, ventanas ajimezadas o tríforas, comunes con otros templos cristianos de la península construidos, bien bajo dominio musulmán, o bien por maestros cristianos provenientes de territorio musulmán.

Según los seguidores de la segunda postura, estos templos habrían sido erigidos más de un siglo antes de lo sostenido por los defensores de la teoría contraria, por lo que nos encontraríamos ante algunos de los templos cristianos más antiguos de la península.

De lo que no cabe duda es de la personalidad propia de este conjunto de iglesias, que fueron estudiadas y dadas a conocer por primera vez, en el primer tercio del siglo XX, por R. Sanchez Ventura, Francisco Iñiguez y Gomez Moreno.

Su estructura general suele ser de una sola nave, de pequeñas dimensiones, con un ábside rectangular (en los casos más antiguos) o semicircular rematado por bóveda de cuarto de cañón. La techumbre de la nave, al contrario, acostumbra a ser plana, aunque en algunos casos, esta se sustituyó posteriormente por bóveda de medio cañón. En el exterior se observa la cubierta a dos aguas, y destaca la esbelta torre, a modo de minarete. La zona más profusamente decorada suele ser el ábside (en los de tipo semicircular), en el que encontramos un friso de baquetones sobre arcadas ciegas. En el resto del cuerpo del edificio los únicos elementos decorativos serían las pequeñas ventanas ajimezadas (también usuales en la torre) y la puerta de entrada, a menudo rematada por un arco de herradura enmarcado en un alfiz. 

San Pedro de Lárrede podría considerarse como el ejemplo más importante del conjunto, que es completado por los más modestos templos de San Bartolomé de Gavín, Otal, Susín, Oliván, San Juan de Busa, Satué, Isún, Ordovés y Lasieso, todos ellos situados en la vertiente izquierda (oriental) del río Gállego, entre Biescas y Sabiñanigo y fácilmente accesibles por carretera, la mayor parte de las veces estrecha, pero en buen estado para turismos.

Este tesoro arquitectónico, divulgado y restaurado en gran parte por la Asociación de  “Amigos del Serrablo”, es por tanto de obligada visita para cualquier amante del arte, o para aquellos que sin serlo tanto, son asiduos visitantes del Pirineo y desean no solo subir sus cumbres sino conocer algo más de su historia y de la cultura de sus habitantes.

Para facilitar la visita, todas las iglesias están debidamente señalizadas como parte de la ruta  del Serrablo, así que ya sabéis que hacer con ese día libre que os queda en vuestra próxima escapada al Pirineo... No valen excusas.

Texto y fotos:  Hermano Mero

Plano de situación: Asociación de Amigos del Serrablo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres