Blogia
HERMANO MERO & HERMANA CABRA

ASCENSIÓN AL CAMPBIEL

El Pico Campbiel se encuentra en pleno Parc National Des Pyrénées Occidentales, en la vecina Francia, justo al norte de la estación de esquí alpino de Piau Engaly.

Esta montaña, de 3.173 m de altura, forma parte del macizo del Neouvielle, el cual podría dividirse en dos grandes grupos de cumbres; al norte del Lago Cap de Long el propio Pico Neouvielle y sus satélites, y al sur el grupo del Pic Long, máxima altura de la zona y vecino de nuestro objetivo, el Campbiel.

Esta ruta puede combinarse con la vuelta al Neouvielle, también propuesta en este blog, ya que ambas comparten un tramo de ruta. Sin embargo, salvo que estemos muy en forma, o planeemos algún vivac intermedio, quizás sea mejor plantearla de forma independiente.

El acceso desde España al punto de inicio es por el túnel de Bielsa. Una vez en Francia la carretera nos bajará a la población de Aragnouet y Fabian. Desde esta última, un desvío nos conduce al Lago Cap de Long, donde existe un parking en el que dejar aparcado el coche.

Por último, y antes de comenzar con la descripción de la ruta, advertir que todas las indicaciones de dificultad, horario, etc… se refieren a condiciones estivales. La presencia de nieve incrementaría notablemente la dificultad. Hay que tener en cuenta que estamos ascendiendo a un tresmil. Eso significa que tendremos que afrontar bastante esfuerzo, que las condiciones climáticas se pueden poner en nuestra contra y que siempre encontraremos alguna dificultad: Ningún tresmil, aunque sea sencillo, sale gratis.

 

Horario: Alrededor de 8 horas, ida y vuelta.

Desnivel: 1.100 m aproximadamente.

Dificultad: Facil-Media. Todo tipo de terrenos; Caminos y senderos bien trazados, pero con algún punto aéreo en el que hay que tener cuidado, pedreras y en definitiva, terreno de alta montaña.

 

Dejamos el coche en el aparcamiento para turismos de Cap de Long, junto a varios bares y restaurantes de madera, para continuar por la ancha pista de tierra que recorre el lago por su margen orográfica derecha (izquierda según el sentido de nuestra marcha). Pasamos por un segundo aparcamiento, para autocaravanas, y al poco tiempo llegamos a un derrumbamiento que corta la pista. Avanzamos entre los enormes bloques hasta volver a encontrar la pista, que seguimos hasta su final.

Grupo del Neouvielle desde Cap de Long

En este punto debemos bajar varios metros siguiendo los hitos, hasta encontrar un sendero, bastante ancho, que continúa recorriendo la orilla del lago.

Cap de Long. Al fondo Turón, Tres Consejeros y Neouvielle

Como ya nos habremos percatado, el lago está completamente rodeado de altos farallones, por lo que, a los pocos minutos, el sendero comienza a ganar bastante altura, con la finalidad de superar dichos cortados por su parte superior.

Por suerte la subida es bastante cómoda, gracias a los bloques colocados a modo de escalones y a las amplias lazadas que traza el camino. Continuamos a una altura de unos 150 metros  por encima del agua, siempre por buen camino, aunque tendremos que tener cuidado, sobre todo si la roca está mojada, porque en algún punto un tropezón podría ser fatal.

Rodeando el Lac du Cap de Long

El camino nos lleva, ahora en ligero descenso, hasta un rellano con pinos, donde los mojones se bifurcan; los de la derecha nos llevarían hasta la orilla del lago, mientas que los de la izquierda, que son los que seguiremos, remontan todo el valle de Cap de Long.

El camino se interrumpe y nos lleva directamente a una pedrera que hay que atravesar, pero pronto veremos mojones cerca del lecho del arroyo. Bajamos hasta ellos y atravesamos el curso de agua, para seguir ascendiendo a su lado por sendero bien marcado.

 

Dejando atrás el lac Capd de Long

El arroyo se introduce en un circo de paredes con apariencia de infranqueables, por lo que el sendero lo abandona y comienza a trepar por una loma a la derecha del barranco por el que cae el agua. La inclinación es cada vez más acusada, y el sendero sube casi por la línea de máxima pendiente, sin apenas hacer ningun zig-zag y sin darnos ninguna tregua.

Primer resalte, y sobre el, la cumbre del Campbiel

 

En el tramo más inclinado, con el corazón del macizo del Neouvielle a la espalda.

Por suerte la subida no es demasiado larga y pronto el sendero se vuelve más horizontal, hace un corto flanquéo y pasando por detrás de unas rocas nos conduce hasta el otro lado de la loma.

Por terreno bastante más cómodo llegamos a una cubeta colmatada, ocupada por una zona de empradizados y charcas. Bordeamos esta zona por la izquierda hasta una especie de collado poco marcado y encaramos un nuevo resalte, de apariencia más pedregosa, pero más cómodo de subir que el anterior.

A la izquierda, el Turón; dentro de un par de días estaremos sobre su cumbre.

Comineza el segundo resalte

El terreno cada vez es más seco y desolado, pareciendo casi lunar. Pronto nos encaramamos a una especie de barrera de roca blanquecina, que contrasta con el color más oscuro del terreno que nos rodéa.

 

Fin de las dificultades. Bienvenidos a la luna.

A pesar de los metros de desnivel que llevamos encima, la sonrisa no se pierde.

Desde aquí vemos, a nuestra derecha, el Pic Long y el glaciar relicto del Pays Baché. A nuestra izquierda, la tremenda e inclinada pedrera que llega hasta la misma cumbre del Campbiel, más de trescientos metros por encima de nuestras cabezas.

Pedrera directa a la cumbre. Por aquí bajaremos luego.

Aunque vemos un sendero que asciende por dicha pedrera, y a pesar de ser el camino más directo a la cumbre, preferimos no tomarlo porque de subida puede ser muy monótono y agotador. Dicho sendero es mejor elección para la bajada. En su lugar rodeamos por la izquierda el hoyo que se abre al sur, para ir a ganar en suave subida el amplio collado que cierra el valle.

Antes de llegar al collado sobrepasamos un lago, cuyas aguas no son capaces de disipar la sensación de desolación que produce este lugar. Por fin llegamos a la Hourquette de Cap de Long y comenzamos a subir, por fin, las últimas laderas del pico.

  

Llegando al collado

Aunque la pendiente es fuerte, avanzamos por un sendero inteligentemente trazado, que en sucesivos zig-zag nos hace ganar metros con un esfuerzo moderado.

Pasamos por una zona con varios resaltes de roca, que se superan sin problemas gracias al sendero y a las terrazas y gradas que se van descubriendo según avanzamos.

Las vistas hacia la cadena axial del Pirineo son magníficas, y a pesar del abismo que tenemos a escasos metros de nosotros, la subida no es en absoluto aérea.

Pasado el tramo rocoso, en el que apenas tendremos que hacer uso de las manos, la loma pierde inclinación y bordea una primera cota de 3.157 m. Se trata del Pico de la Lentilla, una cumbre secundaria del Campbiel.

Llegamos a un colladito que separa ambas cumbres, desde el que podemos retroceder para subir al Pico de la Lentilla. Este desvío apenas nos llevará varios minutos y merece la pena por las vistas que obtenemos de nuestro objetivo principal, cuya cumbre, desde aquí tiene una apariencia afilada y elegante.

  

Campbiel el Pico de la Lentilla. Su rostro más aspero.

  

En el Pico de la Lentilla y el Campbiel al alcance de la mano

Volvemos al collado, ascendemos una nueva cota apenas marcada y llegamos a un segundo colladito. A partir de aquí la cresta se estrecha un poco y nos puede obligar a usar las manos para guardar el equilibrio en algún momento, pero sin ofrecer ninguna resistencia digna de mención, por lo que en un par de minutos estaremos en la cumbre.

  

Ultimos metros para la cumbre

Desde aquí, si el tiempo lo permite tendremos unas vistas parecidas a las que hemos tenido durante toda la subida; al sur la zona del Pirineo axial, y llamando poderosamente la atención, el glaciar de Monte perdido y su cumbre, el Cilindro y la zona de Gavarnie, con la brecha de Rolando destacando del paisaje. Mas al Oeste también destaca el glaciar del Vignemale, y mucho mas cercanos, el Pic Long, y todo el ramillete de cumbres del Neouvielle.

  

En la cumbre. Uno para todos....

Macizo del Neouvielle desde el Campbiel

Pic Long y el exangüe glaciar de Pays Baché

Misma vista tirando de zoom

A nuestros pies Piau Engaly

Por detras del Pico de la Lentilla, asoman caras conocidas; Taillón, Punta Bazillac, Brecha de Rolando, Casco, Marboré...

Y más vistas.... Borrachera de cumbres.

Para el descenso podemos elegir desandar la misma ruta que hicimos al subir, o bien retroceder hasta el colladito anterior a la cumbre y desde allí tomar el sendero que desciende por la pedrera noroeste del pico y que pudimos observar desde la hoya anterior a la Hourquette de Cap de Long.

Como ya dijimos, este descenso es más directo y a pesar de su inclinación resulta cómodo descender entre las piedras finas por las que nos deslizamos y que nos llevan rápidamente a la franja de rocas blanquecinas por la que pasamos al subir.

Desde este punto la vuelta coincide exactamente con el itinerario de subida.

De regreso... Y que largo se hace.

 

Texto: Hermano Mero

Fotos: Hermano Mero, JM, Elisa.

Croquis y track (wikiloc). Autor del Track: Maderos

 

Nota importante: La descripción de esta ruta procura dar la información lo más precisa posible, pero siempre basada en la experiencia del autor, por lo que sus apreciaciones pueden ser subjetivas. Esta descripción y los croquis que contiene no pueden sustituir a un mapa de la zona. Es recomendable buscar otras fuentes de información, como libros y guías de montaña especializados, para hacernos una idea lo más aproximada posible de la ruta y decidir si está dentro de nuestras posibilidades o no. Es imprescindible tener la experiencia, el conocimiento, la formación y el material adecuado para realizar esta actividad. Valora tu forma física y tus conocimientos sobre como moverse en montaña, informate sobre la climatología y actúa con prudencia, no excediendo tus capacidades. Aún así el montañismo es una actividad que conlleva un riesgo intrínseco, por lo que, si decides realizar esta ruta, ten en cuenta que cada uno es responsable de las elecciones que toma, de si mismo y de su seguridad. Es exclusiva responsabilidad de quien pudiese utilizar esta información los posibles percances que pudiera sufrir como consecuencia del desarrollo de una actividad basada en el uso de esta descripción de una ruta de montaña

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Hermano Mero -

Si hija si, el progreso que es una barbaridad, jaja... No solo es que el mapa sea interactivo, es que te permite cambiar a imagenes de satélite, y lo que es mejor... Descargarte la ruta (track) para usar en el GPS.

Pero no es mérito mío, sino del inventor del wikiloc.

Por cierto, que en el caso de esta excursión, dicho track no es mío, sino de un usuario de wikiloc que hizo la misma ruta que nosotros; Maderos.

Andrómeda -

Vaya tela.., acabo de darme cuenta que los mapas que subes, ¡son interactivos! XDDD

Espectaculares fotos, menuda definición las de los lagos. Y qué miedito da el pico de la Lentilla ése: no sería tan tremendo, pero lo parece.

Qué feliz veo a Elisa, y eso que debisteis meterle una paliza del quince XDDD

Besotes!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres