Blogia
HERMANO MERO & HERMANA CABRA

TRAVESÍA DE CÁLDES DE BOÍ AL REFUGIO DE S. NICOLAU, EN EL VALLE DE BARRABÉS

TRAVESÍA DE CÁLDES DE BOÍ AL REFUGIO DE S. NICOLAU, EN EL VALLE DE BARRABÉS La travesía varía, de ir con tu vehículo privado, a ir con un autocar, ya que este último solo llega a Cáldes de Boí, y se deben recorrer unos 4 kms por carretera o por una senda marcada que discurre por la rivera derecha del río. Esta senda está bien señalizada y llega hasta la primera revuelta de subida al Embalse de Cavallers, al que se llega aproximadamente en 1 hora. Se bordea el embalse por la derecha, y superando los primeros farallones rocosos, se llega al Planell de Riumalo (1840 mts, y alrededor de 45 min). En el cruce de caminos dentro de un llano herboso, aparece un cartel indicativo en madera (Besiberri), señalando el barranco de Ruimalo en dirección NO.

Em este ìmtp se debe armar uno de paciencia y de cámara fotográfica (1. Valle de Boí), para afrontar el desnivel que nos espera. Nada más pasar dos puentes de madera el camino empieza a empinarse por el lado derecho del torrente. Pasaremos varias torrenteras y un pequeño valle colgado, es momento de sacar la cámara y empezar a hacer fotos del subidón que hemos hecho y del que nos resta por hacer. En este punto (probablemente a 2200 mts y a 1h, 45min) y a principios de mayo, había bastante nieve. No se distinguía la confluencia de aguas y la bifurcación de hitos que separa la ruta del pico Comaloforno de la que va al antiguo refugio del Besiberri. Seguimos subiendo hasta llegar a unos resaltes rocosos desde los que ya se observa la hoya glaciar formada por la nieve de los Besiberris, el Pico Comaloforno y la demás crestería y picos menores. Es momento de recuperar resuello, glucosa y cámara fotográfica. Desde allí podemos contemplar el Estany Negre y el refugio de Ventosa y Calvell (2. Estani negre) y el impresionante cresterío que lo rodea por el este.

Continuamos el pateo, y como siempre en todo grupo de montañeros que se precie, hay motivados, ( o eran perturbados) que pretenden subir al Besiberri Nord, que ya se observa imponente frente a nosotros. A pesar de mis tímidas indicaciones de que probablemente los restos de refugio estén en un collado que se aprecia a la izquierda de nosotros. Todo el grupo avanza como unos borregos, hasta el collado del Besiberri. En este punto hemos pasado el Estanyet de Ruimalo, (a 2495 mts y a 2h, 15min) por la izquierda y vamos echando el bofe con el piolet en la mano y los guetres puestos. Después de pasar las ultimas pendientes que llegan al collado casi de 90º, o a mí me lo parecía por lo menos.

Llegamos al collado muy aéreo (y acojonante, por lo menos para algunos) y al mirar al otro lado, sorpresa, una canal de nieve dura de unos porcentajes de inclinación que harían de la bajada una experiencia un poco tensa, como poco. El grupo de motivados empieza a deambular por el cresterío, muy aéreo y de los que quitan el hipo, (probablemente en agosto no impresione tanto) el resto ya muy apiñados en ese filo rocoso y cubierto de nieve y cornisas inestables, empezamos a gritar a los demás por los walkies, que no sigan subiendo que el tema está delicado. Finalmente, la razón se impone de una puta vez, y hacemos una agradable bajadita cara a la pared por donde hemos venido, y no porque estuviésemos castigados precisamente (menos mal que había huella y la nieve no estaba muy dura). El dichoso collado se encuentra aproximadamente a la misma altura que el collado del Refugio del Besiberri a unos 2760 mts y tardando unas 3h en llegar.

Como habéis podido deducir la mayoría salvo el pequeño grupo de valientes montañeros dispuestos a hacer cima, nos dimos la vuelta lanzando unas poco apropiadas exclamaciones y juramentos. Después de descender por los paredones y para no perder demasiada altura, emprendemos un flanqueo (3. Flanqueo hasta el collado del refugio) no muy expuesto junto al cresterío, hasta que llegamos a la canal que da acceso al refugio, subiendo los pocos metros que quedan hasta el collado.

Después de reponer fuerzas y de relajar los esfínteres, que algunos tenían agarrotados, emprendemos la bajada por una canal muy inclinada pero sin demasiadas complicaciones entre pedreras barro y finalmente nieve (en comparación con las anteriormente mencionadas, me parecía una autopista). Ante nosotros se extiende el valle del Lac de Mar (4. Lac de Mar) y el impresionante bajadón que nos quedaba para volver a subir hasta la Collada del Lac de Mar. La cantidad de nieve es impresionante, y con los pies fríos y mojados me acuerdo de mis botas plásticas.

Esta vez, acertadamente, hacemos caso a la sugerencia de unos precavidos montañeros que llevan una guía con rutas de esquí de travesía y que proponen un collado alternativo en dirección oeste en el que no se pierde tanta altura. La travesía-flanqueo se hace, algo tensa temiéndonos tener que desandar lo andado y bajar al Lac de Mar. Pero esta vez, no metemos la pata y efectivamente, nos ahorramos desnivel, tiempo y esfuerzo. En el camino, a espaldas nuestras, y en una canal umbría junto a la cima del Besiberri Nord vemos bajar a varios puntitos en hilera y muy despacio. Era el grupo de aguerridos montañeros (5. Aguerridos montañeros bajando del collado junto al Besiberri Nord) que fracasados, bajaban con los crampones puestos, (los que los tenían) y cara a la pared, esta vez si que castigados y acojonados.

No preguntéis si el flanqueo, (probablemente a unos 2550 mts y a la izquierda y por encima del Estany Gelat) antes indicado es evidente, porque estaba todo lleno de nieve y en los mapas no figura ningún camino, así que si queréis hacer la ruta, consultarlo en una buena guía o ir con alguien que lo haya hecho.

A esta altura, ya nos habíamos juntado todos, y yo no hacía mas que dar gracias por no tener que decirle a Suny, nada desagradable.

Sí, habéis acertado, uno de los motivados era Cesitar, ya sabéis a quien preguntar por “La Aventura del Cresterío Maldito” (6. Cesitar uniéndose al resto del grupo).

Bajamos a la otra vertiente (desde 2500 mts y 2h aprox. Desde el collado del Besiberri), ya mas relajados haciendo culing en la nieve (algunos pijos, lo hacen hasta con esterillas de dormir para no mojarse el culo), y mientras reponemos fuerzas y algunos, a pesar de ser tarde deciden ponerse a comer, entre ellos yo. Vemos el inmenso valle glaciar, completamente cubierto de nieve y los estanys Tort de Rius y de Rius, los cuales tenemos que vadear por nieve blanda (7. Valle glaciar y estani Tort de Rius).

Empezamos el flanqueo de los lagos, dirección NO, por la huella de los más motivados y bajamos suavemente hasta 2320 mts, viendo a nuestro frente el cresterío que enmarca el Lac de Rius y el cubierto GR 11, en el que tendremos que girar hacia el O.

Después de una interminable travesía, en la que algunos nos acordamos de las raquetas de nieve y otros de los esquís, llegamos al Port de Rius, (2345 mts y después de casi 2 h). Ya cansados salimos por el desagüe del lago (8. Los dos triunfantes y agotados, a punto de bajar del Port) y no vemos que el GR 11 pasa un poco mas arriba. Esto supone unos flanqueos en nieve bastante pendientes pero cómodos, encaminándonos hacia los restos del camino, que se aprecia bastante más abajo.

El desnivel es importante y las piernas y los tobillos de algunos ya no son lo que eran, así que le digo a Cesitar que no me espere y se adelante.

El paisaje a 2100 mts, desde el Barranc de Conangles, es impresionante, con la cresta del Mulleres en el fondo enmarcando la próxima puesta de sol (9. El Mulleres llegando al refugio).

El bosque pasa de las coníferas al roble y al haya, encontrándome a Cesitar, descansando tumbado y secando las botas al sol (el muy perro), mientras me espera. Ya juntos nos encaminamos hasta un camino de todo terreno que coincide con el GR, y divisando al fondo del valle la faraónica obra del nuevo túnel y el refugio, (llegando en aproximadamente en 1h desde el collado).

TEXTO Y FOTOS: Nuestro amigo Mon
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Hermano Mero -

Pues la verdad es que... no, no lo habíamos pensado, pero ahora que lo dices, voy a mirarme las bases...

Hermana Cabra -

¡Caliente, caliente!

carla -

jajajaja, parece una troupe de aguerridos guerreros, está muy bien pero qué miedo ir con vosotros!! Felicidades a las cabras y a los meros que hacen el blog, ¿habéis pensado en presentaros al concurso de 20 minutos?

Mon -

La cosa no fué para tanto. Lo pongo en tono dramático-cómico, para que os riáis, de unas desventuras que no fueron para tanto. Supongo que sin tanta nieve la excursión se hace bastante más corta y agradable. Además, siempre se puede hacer un vivac en el puerto para pasar la noche. El nivel es asequible, incluso para ti..., corasón.

Hermano Mero -

Joder Mon... no se muy bien si el artículo está escrito para que sirva de guía de la ruta, o más bien para que ninguno intente repetirla, porque madre mía...

Que bien os lo tuvisteis que pasar machotes.

Cuaaaaaanto me alegro de no haber ido.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres